Por Juan José Hoyos (Tomado de El Colombiano) Hace 20 años, la periodista Jineth Bedoya tenía 25 años y trabajaba en el diario El Espectador. Estaba escribiendo algunas crónicas sobre tráfico de armas y secuestros en la Cárcel Modelo de Bogotá. La guerra entre los paramilitares, las guerrillas, los mafiosos y el Estado colombiano había llegado hasta la cárcel. Esta se había convertido en un infierno de sangre, torturas y desapariciones. El 26 de mayo, Jineth fue a la Modelo para entrevistarse con el jefe paramilitar de la cárcel. Quería pedirle que pusiera fin a las amenazas que recibía por su trabajo. Hacía poco, ella y su madre habían sido víctimas de un atentado. Unos agentes de Inteligencia de la Policía Nacional le recomendaron que hablara con “el jefe”. La acompañaban un fotógrafo y el editor del periódico. En medio de los trámites para entrar, mientras sus compañeros iban al carro a buscar un papel, Jineth fue encañonada por un hombre y una mujer con una pistola 9 mm. Luego la subieron a la fuerza a una camioneta y la arrojaron al piso. un crimen sin castigo www.corpehuila.com

Un crimen sin castigo

Por Juan José Hoyos (Tomado de El Colombiano). Hace 20 años, la periodista Jineth Bedoya tenía 25 años y trabajaba en el diario El Espectador. Estaba escribiendo algunas crónicas sobre tráfico de armas y secuestros en la Cárcel Modelo de Bogotá. La guerra entre los paramilitares, las guerrillas, los mafiosos y el Estado colombiano había …

Un crimen sin castigo Leer más »